ESCRIBANO MONACAL

ESCRIBANO MONACAL
UNA GRAN OBRA MAESTRA REALIZADA EN MARFIL

domingo, 8 de enero de 2012

MI HOMENAJE A UN GRAN HÉROE DE POLONIA




Hoy traigo a este blog la biografía de un personaje absolutamente desconocido para la mayoría de la gente. Confieso que yo mismo no había leído nada sobre él hasta ayer mismo. Su nombre fue Witold Pilecki. Supongo que a la mayoría no les dirá nada este nombre, pero ya veréis más adelante que tuvo una vida verdaderamente apasionante.

Nació en 1901, junto al lago Ladoga, pues su familia, que era de origen polaco, había sido exiliada allí por las autoridades rusas, a causa de una de las múltiples sublevaciones de los polacos contra ellas. No olvidemos que Polonia no existía en ese momento como estado y su territorio había sido repartido entre Austria, Alemania y Rusia.

En 1910 se trasladó a Vilna, en Lituania, donde se afilió a la resistencia polaca. Esa experiencia le valió mucho cuando fue movilizado en la I Guerra Mundial, participando en varios combates contra los alemanes.

Entre 1919 y 1921 participó en las dos guerras de Polonia contra la nueva Unión Soviética, donde salió vencedora la primera. Se supone que una de las causas de las famosas matanzas rusas de Katyn, en la II GM, fue una venganza contra el ejército polaco que les había derrotado en esa guerra.

También fue movilizado en la II GM, pero tras la derrota de Polonia en la misma a manos de Alemania y de la URSS, fundó con otros militares el TAP o Ejército secreto de Polonia.

En 1940 se le ocurrió que una forma de llamar la atención sobre la situación de Polonia. La idea era que alguien ingresara en el campo de concentración de Auschwitz, para lo cual él se presentó voluntario y se dejó atrapar por los alemanes.

Tras los habituales interrogatorios con varios días de torturas, fue trasladado al campo deseado, donde pudo crear el ZOW, una organización clandestina, que se dedicaría a subir la moral de los encerrados, organizándolos para una posible lucha cuando los aliados o la resistencia vinieran a liberar a los presos.
Desde 1941 se dedicó a enviar informes a Londres sobre la situación real del campo, pero allí siempre les parecieron exagerados, por lo que no hicieron ningún esfuerzo por liberarlos. Con esto se demuestra claramente que los aliados no podían argumentar ignorancia sobre la cuestión de estos campos de exterminio, como hicieron al acabar la II GM.

En 1943 escapó del campo, llevando consigo varios informes robados a los alemanes, donde se daban más detalles que avalaban sus informes, los cuales entregó a la resistencia. En ellos se decía que allí habían sido asesinadas 5.000.000 de personas.

En 1944 se unió a la sublevación de Varsovia, hasta que fue capturado y encerrado en varios campos de concentración.

Tras la guerra fue liberado, pero padeció la brutal ocupación rusa, de la cual realizó un informe exhaustivo.

En 1947 fue arrestado y no hará falta decir que también fue torturado salvajemente, esta vez por los rusos.

En 1948 se le sometió a un proceso amañado, como era habitual entonces. Se le acusó de diversos delitos, pero no pudieron probar claramente ninguno. El testimonio definitivo contra él fue procedió de su antiguo compañero Józef Cyrankiewicz, el cual, posteriormente, llegaría a ser primer ministro.

Tras esta traición, fue declarado culpable y fusilado el 25 de mayo de 1948. Su cuerpo aún no ha sido recuperado, pues se supone que fue lanzado a un montón de basura destinada a ser incinerada.

Hasta 1990, no fue reconocido como héroe de su país, pues todos sus datos biográficos habían sido hasta entonces convenientemente censurados, y en 1995 recibió una condecoración al mérito.

Sirva esta entrada como homenaje a un gran luchador por la libertad de su pueblo.

Saludos y espero que no tardéis en aportar vuestros comentarios y sugerencias.

4 comentarios:

  1. Aliado:
    Soy María bastitz, el relato me ha impresionado. Tengo documentación relacionada con Auschwitz, pues en el 2005 estuve en Polonia y regresé cargada de libros, aunque desconocía la existencia de tu héroe. Si te interesa algo de lo que pueda tener, dímelo y te facilitaré los datos. Esta sí que está en español
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. En Internet se pueden encontrar muchos comentarios sobre este personaje, lo malo es que suelen estar escritos en otros idiomas.

    Esta gente no es muy conocida, porque en Polonia, hasta hace pocos años, nunca se ha querido hablar del comienzo de la II GM y de la invasión de su territorio por los nazis y los soviéticos.

    Tengo pensado hacer una entrada sobre este tema, la cual va a hacer cambiar la opinión de mucha genre sobre el ejército polaco en esa época. Es curioso, pero sí que es cierto que en esa ocasión, se pusieron de acuerdo los nazis y los soviéticos para desacreditarlos.

    Saludos y muchas gracias por su opinión sobre esta entrada.

    Aliado

    ResponderEliminar
  3. La historia de este hombre es conmovedora, pero su final me ha dejado mal cuerpo, aunque, realmente, es el final que han vivido muchos héroes.

    ResponderEliminar
  4. Lo único que demuestra esto, junto a otros testimonios como el de otro general polaco Emil Fieldorf, es que nazismo y comunismo, son lo mismo y en inconceblible distanciarlos. Son las dos caras del mal, a las cuales se afilian los malos, ignorantes, resentidos y trepadores de este mundo y una gran cuota de ingenuos.

    ResponderEliminar