ESCRIBANO MONACAL

ESCRIBANO MONACAL
UNA GRAN OBRA MAESTRA REALIZADA EN MARFIL

miércoles, 25 de julio de 2012

VÍCTIMAS POCO CONOCIDAS DE LA GUERRA CIVIL (1)


Aunque es cierto que la Guerra Civil afectó a todo el mundo, me gustaría recoger en este blog cómo afectó a una serie de personalidades que, en su momento, fueron bastante conocidas y hoy prácticamente nadie las recuerda.


            El primero de mi lista se llamaba Luis Lucia Lucia. No es que sea más importante que los demás. Simplemente, me he decidido por ponerlo en primer lugar por mero capricho.


            Nació en un pequeño pueblo de Castellón en 1888, situado en la comarca del Maestrazgo.


            Su familia era de origen aragonés y le envió a estudiar al colegio de  los jesuitas de Valencia. Más tarde, estudió Derecho en la misma ciudad.


            Durante su juventud militó en las filas del Carlismo y llegó a dirigir un semanario de esta ideología, que luego se transformó en el Diario de Valencia.


            Fue fundador y presidente de la Derecha Regional Valenciana y diputado a Cortes por Valencia en 1933 y 1936.


Evolucionó desde una forma de pensar donde toleraba cierta participación ciudadana en la política, hasta ser un firmen defensor de la II República española.


Fundó la CEDA, con Gil-Robles, llegando a ser vicepresidente de la misma. También fue ministro de Obras Públicas y Comunicaciones en 2 ocasiones durante 1935.
 

Se dice que siempre aconsejó a Gil-Robles tener buenas relaciones con los republicanos conservadores de Maura.
 

Tras el asesinato de Calvo Sotelo huyó a Francia, pero volvió el 17 de julio. Tras proclamarse la Guerra Civil, se posicionó a favor de la II República, a pesar de pertenecer a un partido de derechas.


A pesar de haber expresado su adhesión republicana mediante un telegrama al ministro de Gobernación, no tardó en ser detenido y encarcelado primero en Valencia y luego en Barcelona.
 

En 1939, justo antes de la caída de Barcelona, fue liberado, junto con otros presos y se escondió a la espera de la llegada de las tropas franquistas.
 

A pesar de haberse pasado casi toda la guerra encarcelado por los republicanos, los nacionales volvieron a encerrarlo, por no haber apoyado la sublevación militar. Posteriormente, fue juzgado y condenado a muerte por este hecho. Su telegrama de adhesión republicana fue considerado como una prueba de cargo contra él.
 

Afortunadamente, las nuevas autoridades tuvieron en cuenta las peticiones de clemencia de varias personalidades religiosas y su pena fue conmutada, primero pr una de cárcel y luego por una de confinamiento en Mallorca, donde murió en 1943.
           

Escribió gran cantidad de artículos y varios libros. Entre ellos podemos destacar “En estas horas de transición”, de 1930; “Qué me dice VD. de los presos”, de 1942; “El salterio de mis horas”, publicado en 1956. Aparte de multitud de poemas que aún permanecen inéditos.
 

Fue el padre del conocido cineasta Luis Lucia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada