ESCRIBANO MONACAL

ESCRIBANO MONACAL
UNA GRAN OBRA MAESTRA REALIZADA EN MARFIL

domingo, 23 de junio de 2013

EL DISCUTIDO BOMBARDEO DE COVENTRY



Coventry es una ciudad del centro de Inglaterra, situada a unos 150 km de Londres, que tiene actualmente una población superior a los 300.000 habitantes.
            Siempre ha sido una ciudad muy industrial. Actualmente, entre otras cosas, se fabrican aquí los conocidos taxis negros que circulan por Londres. Incluso, la casa Jaguar, dedicada a los automóviles de lujo, tiene aquí su sede.
            También tiene 2 universidades y, además, cuenta con el equipo del Coventry de la Premier league inglesa de fútbol.
            Durante la II Guerra Mundial fue una de las ciudades que sufrió más bombardeos a causa de tener bastantes fábricas. En un principio, no fueron excesivamente preocupantes. Poco a poco se fueron incrementando, hasta llegar al 14/11/1940, donde unos 500 bombarderos alemanes dejaron caer sus bombas sobre esta ciudad, dejándola prácticamente destruida. Se empezó a usar el término “coventrizar” para hablar de estos bombardeos a gran escala.
            También bombardearon de esta forma otras ciudades como Bristol, Liverpool, Plymouth, etc.
            En la época de la II GM, Coventry, era una ciudad netamente industrial con una población aproximada de unos 180.000 habitantes.
            Lógicamente, tras el inicio de la guerra, muchas de esas fábricas se utilizaron para producir armamento o vehículos para la misma. Así se producían blindados, aviones, accesorios para los mismos y material para los soldados del frente.
            El 25/06/1940 llegó el primer bombardeo sobre la ciudad, que fue bastante leve, aunque murieron 16 personas. En esta época, se procuraba atacar exclusivamente centros militares o estratégicos.
            El 24/08/1940 Londres fue bombardeado, aunque los alemanes dijeron que fue por un error. Lo cierto es que Churchill no aceptó las disculpas y tomó venganza bombardeando Berlín. Así, la presión subió y empezó la guerra total.
            Entre los días 07/09/1940 y 16/05/1941 las ciudades británicas fueron bombardeados sin compasión por los alemanes, simplemente, para amedrentar a sus habitantes.
            En octubre de 1940 la aviación alemana realizó pequeños bombardeos sobre la ciudad, mientras que la RAF se vengó bombardeando Múnich, lo cual provocó miles de muertos.
            Este incremento de la violencia hizo que el Estado mayor alemán quisiera dar un golpe muy sonado y se fijó en la “indefensa” Coventry.
            Para ello, reunieron nada menos que 449 aviones, que arrojaron 150.000 bombas incendiarias, 1.400 bombas con 503 Tm de explosivo de alta potencia y 130 minas marinas. Desconozco por qué lanzaron las minas marinas, pues Coventry estaba en el centro del país. Supongo que no tendrían otra cosa más gorda para lanzarles.
            Al anochecer del 14/11/1940 todos los aviones despegaron desde sus bases en Francia. Para guiarse, utilizaron un sistema parecido al que se usa todavía en las operaciones de aterrizaje sin visibilidad. Se emite un haz de radio con puntos a un lado de los aviones y otro con rayas al otro lado. Donde se entrecrucen y se oigan las dos señales, simplemente, es donde hay que dejar caer las bombas, sin preocuparse de los objetivos.
            A las 19.00 la sirenas dieron el aviso a la población civil para que les diera tiempo a llegar hasta los refugios.
            A las 19.20 comenzaron a disparar las baterías antiaéreas. El cielo se llenó de luces entre las balas trazadoras, los focos y las bengalas que lanzaban la primera oleada de aviones alemanes. Luego vinieron los de la segunda oleada, los cuales arrasaron con sus bombas incendiarias, que sirvieron de referencia lumínica a los de la tercera oleada.
            El bombardeo duró hasta las 2 de la madrugada y a causa de él murieron 550 personas y también hubo miles de heridos a causa del bombardeo y de los incendios.
            En cuanto a los daños materiales, fueron destrozadas todas las fábricas, más de 4.000 casas, edificios públicos y la hermosa catedral gótica, que nunca fue reconstruida. Quedó para siempre como símbolo de la destrucción de la guerra. Al intentar apagar el incendio de la catedral, murieron 26 bomberos, pu
es se les cayó el techo encima.
            Durante el resto de la guerra hubo más bombardeos, pero ya de pequeña escala. En total, se produjeron 1.236 muertos.
            Hasta aquí, por lo que se ve todo es normal. He contado la historia de una ciudad británica castigada por la guerra, como tantas otras. El problema es que en su momento salió a la luz una noticia que venía a decir que el Gobierno británico sabía con antelación que esa ciudad iba a sufrir ese enorme bombardeo y no avisó a la población, ni se molestó en evacuarla.
            La razón podría estar en que los aliados tenían un “arma secreta”, que les daría mucha ventaja durante toda la guerra: la máquina Enigma, y no querían que los alemanes supieran que habían descifrado su sistema de claves.
            Por cierto, hoy en día, los británicos se vanaglorian de haber descubierto el sistema de cifrado alemán, pero no es cierto. La realidad es que los descubridores fueron unos matemáticos polacos, que, tras la invasión de su país, llevaron su invento a Francia y luego al Reino Unido, donde le sacaron el máximo provecho. Incluso, los polacos, habían realizado una imitación casi perfecta de la máquina Enigma.
            El Gobierno británico argumentó que sí
era cierto que habían interceptado una serie de mensajes, donde los alemanes se referían a ese ataque,
pero no indicaban claramente qué ciudad iban a bombardear.
            También se ha dicho que, cuando se enteraron de qué ciudad era, ya no hubo tiempo para evacuarla.
            Otros sospechan que sabían algo, cuando unos días antes reforzaron las defensas antiaéreas de Coventry. Por otra parte, se dice que se reforzaron, porque se presentaron muchas quejas  a primeros de mes  por estar mal defendida.
            Según parece, unos días antes atraparon a un piloto alemán, el cual les dijo que en esos días había llegado la orden de bombardear la zona industrial de Inglaterra, pero, según dicen, no concretó que fuera  sobre Coventry.

2 comentarios:

  1. Clásica hipocresía inglesa.Lo sabían todo, empezando por el cerdo de Churchill.

    ResponderEliminar