ESCRIBANO MONACAL

ESCRIBANO MONACAL
UNA GRAN OBRA MAESTRA REALIZADA EN MARFIL

domingo, 30 de junio de 2013

EL GENERAL CURTIS LE MAY



Esta vez traigo a otro tipo de esos que, si hubiera perdido USA la II Guerra Mundial, lo hubieran procesado como criminal de guerra. No es que lo diga yo, sino que
lo reconoció él mismo en su momento. En fin, un tipo duro de esos que le gustan a los periodistas, porque les ofrecen buenos y variados titulares de prensa.
            Curtis Emerson Lemay nació en 1906, en Columbus (Ohio). Miembro de una familia muy modesta, que se pasó varios años recorriendo el país en busca de mejores oportunidades.
            Consiguió acabar sus estudios y luego, en la Universidad Estatal de Ohio, obtuvo la licenciatura en ingeniería civil. O sea, que tonto no era, quizás bastante brutote.
            Al mismo tiempo que realizaba sus estudios universitarios, se enroló en la Reserva Aérea y destacó como piloto. Así que ya en 1930 fue fichado por el Cuerpo del Aire del Ejército USA. Recordemos que la USAF aún no se había fundado.
            Fue destinado a una base de Hawai y allí realizó cursos de navegación aérea. Así, en 1937, consiguió uno de sus mayores logros, pues pudo localizar al acorazado Utah, a pesar de haber recibido mal la posición por parte de la Armada, en un ejercicio conjunto entre ambos cuerpos.
            Hizo muchas horas de vuelo con aviones B-17 a diferentes destinos y en muchos tipos de misiones.
            Tenía a sus tripulaciones en constante entrenamiento, pues decía que la formación era fundamental para salvar sus vidas.
            Al entrar los USA en la II GM nuestro personaje era comandante de las Fuerzas Aéreas.
            Su unidad fue desplazada al Reino Unido en octubre de 1942 y desde allí se dedicaron a bombardear habitualmente el territorio europeo ocupado por los nazis.
            En 1943 fue ascendido a jefe de la 3ª División Aérea, participando él mismo en varios combates.
            Al principio, no podían volar muy lejos, pues no les podían acompañar sus cazas y soportaron muchas bajas a causa de la defensa antiaéreas y los cazas enemigos. Más tarde, les asignaron como escoltas los P-51 Mustang y con ellos pudieron defenderse mejor, porque les acompañaban durante todo el viaje.
            En agosto de 1944 se le destinó al teatro de operaciones de Asia y Pacífico. Allí dirigió dos
grupos de bombardeo.
            Se convenció de que el bombardeo a gran altura no era eficaz, pues solía hacer mucho viento y desviaba las bombas de sus objetivos, aparte de que muchas ciudades solían estar cubiertas por la niebla y no era posible un bombardeo de precisión.
            Así que optó por los bombardeos nocturnos a baja altura con bombas incendiarias que marcaran el camino a la siguiente oleada.
            Llegó a ordenar que les quitaran defensas a los bombarderos para cargar más explosivos e, incluso, comandó personalmente muchos de aquellos bombardeos sobre Japón, incluido el del 09/03/1945, el más sangriento de la guerra.
            No hay cifras concretas, pero se piensa que esas campañas de bombardeo provocaron la muerte de unos 500.000 japoneses y la destrucción de las viviendas de unos 5.000.000 de personas.
            También hay que mencionar que los carceleros japoneses tomaron represalias con los prisioneros de guerra y también que muchos murieron al ser bombardeados sus centros de reclusión.
            Él era consciente del sufrimiento provocado, pero decía que estaba justificado si así la guerra se acababa un día antes.
            En cambio, los japoneses tuvieron que gastar mucho dinero en reubicar sus industrias y dispersarlas para no ser destruidas por los bombardeos. Eso hizo que se pudieran fabricar menos armas.
            También intentaron vencer a Japón causando el hambre a su población, pues bombardearon todos sus centros de comunicaciones y ab
astecimientos.
            Tras la guerra realizó algunos vuelos sin escalas, a fin de ganar ciertos récords, como el que hizo a bordo de B-29, entre Japón y Washington.
            En la posguerra fue destinado un breve período de tiempo al Pentágono, como jefe de investigación y desarrollo.
            En 1947 volvió a Europa como jefe de la Fuerza Aérea USA y dirigió en 1948 el famoso Puente Aéreo sobre Berlín.
            Ese mismo año volvió a USA para dirigir el SAC (Comando aéreo estratégico). Allí se escandalizó de la falta de material y de formación de las tripulaciones y también por la falta de seguridad de las instalaciones, que, no olvidemos, tenían allí almacenadas bombas atómicas.
            En 1949 propuso la estrategia de atacar, en una futura guerra nuclear, con todo a la vez, para aprovechar la sorpresa sobre el enemigo, pues consideraba que la URSS estaba mnuy por detrás y había que aprovecharse de la ventaja USA. Para él, la guerra nuclear ea inevitable y quería asegurarse la victoria como fuera.
            En 1951, con sólo 44 años, se le ascendió a general de 4 estrellas. Por ello, fue el general más joven que obtuvo ese grado.
            Entre 1956-57 consiguió poner en marcha la maquinaria de todos los aviones del SAC y desarrollaron la práctica del reabastecimiento en vuelo. También se ocupó de la disposición de los misiles para ser utilizados en cualquier momento. Siempre fue muy exigente con la formación de su personal. A pesar de ello, también se dice que se preocupó mucho por el bienestar de sus tripulaciones y el material empleado.
            En 1957 fue nombrado vice-jefe del estado Mayor de la USAF y en 1961 fue ascendido a 5º jefe del Estado Mayor de la USAF.
            También abogó por la presencia de mayor cantidad de satélites para hacer frente a una guerra electrónica en el futuro.
            Cuando llegó la famosa Crisis de los Misiles de Cuba, su postura fue inequívocamente a favor del bombardeo de ese país, incluso, después de la retirada de los soviéticos. Calificó la solución pacífica de la crisis como “la mayor derrota de nuestra Historia”.
            Durante la guerra de Vietnam recomendó el bombardeo de todas las instalaciones y ciudades vietnamitas del norte. No fue escuchado, porque Johnson temía que, si bombardeaba los puertos, donde había barcos chinos y rusos, haría que estos países entraran en la guerra.
            Tuvo frecuentes altercados con algunos presidentes, pues organizó sin permiso algunos vuelos sobre territorio soviético para demostrar sus teorías sobre ellos.
            En la época de Nixon parece que hicieron más caso a sus teorías sobre Vietnam, pero hay que reconocer que las condiciones de la guerra y de la política eran diferentes.
            En 1965 se retiró de la Fuerza Aérea y fue fichado como candidato a vicepresidente con el partido independiente de Wallace.
            Recibió muchos palos de la prensa, pues, por un lado, Wallace era rotundamente segregacionista y, por otro, se utilizó mucho su frase de hacer volver a los enemigos a la Edad de Piedra. Así, sólo venció en 5 estados de USA. No es de extrañar, porque una de sus afirmaciones en la campaña fue que el pueblo USA temía una guerra nuclear con la URSS, pero él no.
            Fue condecorado en muchas ocasiones por diversos países, incluso por Japón, a pesar de la cantidad de víctimas que provocó su estrategia en ese país. También fue promovido como doctor “honoris causa” por diversas universidades.
            Lo curioso del asunto es que su unión con Wallace le creó muchos problemas, pues se le tildó de racista, cuando, por el contrario, había estado siempre en contra de esa política en el Ejército.
            Se pueden citar algunas de sus célebres frases:
Matar Japoneses no me molestaba demasiado en ese momento...Supongo que si hubiésemos perdido la guerra, hubiese sido juzgado como un criminal de guerra...”

“Si matas suficientes van a dejar de pelear”
           
“Un reportero una vez le pregunto a LeMay por que los Estados Unidos necesitaban más misiles nucleares cuando ya tenían suficiente poder nuclear para reducir a la Unión Soviética a cenizas y él contestó "Porque quiero ver a las cenizas bailar".”

7 comentarios:

  1. francisco pilo ortiz30 de junio de 2013, 13:06

    Siempre se ha dicho que la Historia la escriben los vencedores y así ha sido y así será, excepto en España donde ahora pretenden cambiarla sin atenerse a la realidad de los sucesos, como por ejemplo la guerra civil o el reino de Cataluña.

    Si la segunda guerra mundial la hubieran ganado los nazis y los japoneses, que Gracias a Dios no fue así, es indudable que los responsables militares y civiles norteamericanos e ingleses hubieran sido juzgados como criminales de guerra.

    Tampoco olvidemos que generales de la talla de Paton e Eisenhower ordenaron al ejército reprimir una manifestación de veteranos de la I Guerra Mundial que exigían un trabajo, muriendo, al menos tres manifestantes.

    Por no hablar de las bombas atómicas que a todo nos horrorizan, pero que en aquel momento era la única "solución final" para acabar la guerra con los fanáticos japoneses que vendían cada metro de terreno a un precio muy alto.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, yo creo que el principal motivo de discusión en el PSOE, en la época final de Franco, radicaba en intentar volver a la situación de la II República, como si no hubiera pasado nada, que era lo que pretendían los exiliados, como Rodolfo Llopis, o crear una nueva vía posibilista, que intentara olvidar lo anterior y hacer borrón y cuenta nueva. Esa línea fue la que ganó en Suresnes, con Felipe González a la cabeza.

    En el PCE pasó igual y se intentó hacer también borrón para que pudiera ser admitido como partido.

    En la derecha ocurrió igual. Todos olvidaron lo pasado y se intentó seguir con lo que había en ese momento.

    Ese fue el gran momento de nuestra reforma política y España ha sido admirada en todo el mundo por conseguir hacer eso de una forma totalmente pacífica.

    Sin embargo, un buen día apareció por aquí un cantamañanas llamado ZP, al cual no se le ocurrió otra cosa que remover lo que ya estaba seco e intentar volver a una situación parecida a la del final de su admirada II República y con ello, se han empezado a levantar en España muchos fantasmas que estaban olvidados por todos desde hace mucho tiempo.

    NI siquiera quiero referirme al llamado "reino de Cataluña", porque es algo que no ha existido jamás. Eso sí, si quieren irse, pues que se vayan y nos dejen en paz. El Gobierno debería de mostrar una opinión clara al respecto.

    A mi me da la imrpesión de que la II Guerra Mundial la ganaron de facto los de la URSS, pues fueron los que más ventajas sacaron de ese conflicto. También fueron los que pusieron más víctimas, aunque no sé yo si todos serían de la guerra o de las purgas de Stalin, aprovechando el río revuelto.

    En USA siempre se ha usado el Ejército para reprimir grandes manifestaciones. Lo que pasa es que le llaman Guardia Nacional.

    Yo creo que podrían haber lanzado una de esas bombas atómicas en un descampado y luego advertir que la siguiente iría a para a Tokyo, justamente al Palacio imperial. A lo mejor hubiera dado el mismo resultado con menos muertos. Aunque el bombardeo de Tokyo de marzo del 45 produjo más muertos que las nucleares.

    Saludos y muchas gracias.

    ResponderEliminar
  3. Y los japoneses le condecoraron... ¿Por qué?

    ResponderEliminar
  4. Los japoneses son gente muy rara. Una vez me dijo una amiga japonesa que a ellos les enseñaban en el colegio que los USA les habían lanzado las bombas atómicas para proteger a los japoneses y que no tuviera que enfrentarse directamente, la población civil, con el Ejército USA.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Vencedor o derrotado, por lo que veo, todos lo censuran.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque la mayoría de la gente lo ignore, las guerras, también se rigen por unas normas muy claras y este individuo sabía que se las estaba saltando.
      Lo único que le valió es que los aliados ganaron la guerra. De lo contrario, hubiera sido procesado y, posiblemente, sentenciado y ejecutado.
      Precisamente, en otro de mis artículos, llamado "Operación Greif", menciono el caso de unos soldados alemanes, que fueron fusilados por disfrazarse de soldados USA. Eso también contraviene las leyes de guerra y, por eso, fueron ejecutados.
      Menos mal que a este tipo no le dio Kennedy libertad absoluta para bombardear Cuba, como pretendía, durante la famosa Crisis de los misiles. Si hubiera sido así, es muy posible que nosotros no lo estuviéramos contando tranquilamente ahora, porque hubiera dado lugar a una guerra nuclear.
      Muchas gracias por tu comentario y saludos.

      Eliminar
  6. ESTE SUJETO ES EL QUE SEÑALA EL MAYOR JASÓN EN CABALLO DE TROYA

    ResponderEliminar