ESCRIBANO MONACAL

ESCRIBANO MONACAL
UNA GRAN OBRA MAESTRA REALIZADA EN MARFIL

domingo, 9 de junio de 2013

EL PLAN MADAGASCAR Y OTROS MÁS

Era uno de esos múltiples planes que tenían los nazis para eliminar a los judíos de Europa. Realmente, para ellos era como una obsesión.
Se formaron varias comisiones de estudio y se pensó que habría que exigir a Francia, que era la potencia que administraba esa isla, que se le cediera a Alemania. No creo que los franceses aceptaran la propuesta, pues todos sabemos cómo son nuestros vecinos. En otra entrada posterior, me referiré a la resistencia que opusieron las fuerzas de Vichy, que estaban allí radicadas, al ataque de los británicos para conquistar esa enorme isla.
Se cree que la SS comenzó a trabajar en este plan en junio de 1940. No olvidemos que Francia capituló ante Alemania el 25/06/1940.
Los alemanes pensaban que todos los países de Europa deseaban deshacerse de sus judíos. Eso era verdad en muchos de ellos, pero casi ninguno lo manifestaba oficialmente.
Así que ellos pensaron quedarse con la isla y enviar allí a todos los judíos que se les pusieran por delante. Por supuesto, antes tendrían que indemnizar y buscar acomodo a los 25.000 franceses que residían en ese momento allí.
Como esta gente es muy amiga de tenerlo todo calculado, pues pensaban pagar los gastos del viaje de los judíos con el producto de la expropiación forzosa de sus bienes.
También se decía que la colonia estaría gobernada por los alemanes y allí los judíos se dedicarían exclusivamente a la agricultura.
Como se cita a Eichman como uno de los autores de este plan, no me extrañaría que pretendieran instalar en la isla los campos de concentración que montaron más tarde en Europa y pensaran eliminar tranquilamente a los judíos, sin tener que estar pendientes de curiosos. Además, no hace falta decir que es muy difícil escapar de una isla.
En 1941, tras la invasión de la URSS, es posible que cambiaran de opinión por un problema de costes o por obtener aún mayores beneficios, al no tener que pagar tantos gastos de transporte. Así que decidieron instalar un montón de campos de exterminio en los inmensos y desolados campos de la antigua URSS.
Parece ser que, antes de este cambio de opinión, se hizo una deportación de unos 6.500 judíos a un campo de concentración en el sur de Fr
ancia, pero no se les llevó a ninguna parte.
En relación con estos planes para reasentar a la población judía, también me gustaría hablar del Programa para la Uganda Británica. Parece ser que en 1903, el Gobierno del Reino Unido le ofreció al líder sionista Theodor Herzl la cesión a los judíos de un territorio propiedad del Imperio Británico, para que se instalasen allí los que en ese momento estaban siendo duramente perseguidos por el Imperio Ruso. No olvidemos, como ya dije en otra entrada anterior, que existía en ese momento una especie de “Guerra Fría” entre los rusos y los británicos.
En 1903 se reunió el Congreso sionista en Basilea y se discutió mucho este ofrecimiento. Tras una fuerte oposición, fue aprobada.
Al año siguiente, una comisión de 3 representantes sionistas visitó ese territorio y no les gustó mucho, pues vieron en él muchos animales salvajes y peligrosos, junto con tribus masáis, que no parecían muy amistosas.
Así que los delegados presentaron su informe en el congreso de 1905 y la propuesta británica fue rechazada muy cortésmente. No obstante, algunos judíos no estuvieron de acuerdo con esa decisión y aceptaron el ofrecimiento, mudándose a esa zona, que hoy en día pertenece a Kenia y muchos siguen viviendo allí.
No obstante, durante la II GM, Churchill volvió a hacer la misma proposición a los judíos, pero ya no estaban interesados, pues su obsesión era volver a la antigua tierra de Israel, entonces llamada Palestina y poblada casi exclusivamente por árabes.
En los años 20 a Lenin se le ocurrió dar un territorio a cada minoría étnica del país, donde gozaran de cierta autonomía.
Por supuesto,  también pensaron en los judíos y los mandaron tan lejos que casi los meten dentro del Pacífico. Fueron a parar a un territorio cercano a la frontera con China y llamado Birobidjan, también muy próximo al conocido puerto de Vladivostok, en la zona oriental de Siberia.
Allí fueron a parar algo m
enos de 20.000 judíos y consiguieron prosperar, porque esta gente es digna de admiración. Lo que pasa es que luego llegó Stalin con sus locuras y, en los años 30, fue asesinando a todos los judíos que le dio la gana. Ahí sí que no se iba a enterar casi nadie. Por tanto, la mayoría de ellos se fue de allí y hoy en día quedan muy poquitos para contarlo.
En otra entrada también comenté que en los años 30, los japoneses propusieron a los judíos establecerse en las zonas de China que iban conquistando.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada