ESCRIBANO MONACAL

ESCRIBANO MONACAL
UNA GRAN OBRA MAESTRA REALIZADA EN MARFIL

domingo, 10 de noviembre de 2013

UN CASO CURIOSO DE UN SACERDOTE SOCIALISTA



Como casi siempre, cuando me muevo por Internet a fin de buscar nuevos datos para añadir a alguna de mis entradas, encuentro a muchos personajes de los cuales jamás había oído hablar.
            Hay que reconocer que este invento, aparte de ser un vicio, es una gran fuente de conocimiento.
            Para ir ya al grano, esta vez os presento a un personaje muy curioso. Se llamaba Diego Jaén Botella y nació en Elche (Alicante) en 1900.
            Como supongo que procedería de una familia modesta, hizo lo que muchos de los jóvenes de esa época, estudiar en un seminario. La diferencia está en que él siguió y fue ordenado sacerdote con 22 años, siendo destinado a Melilla.
            Allí trabajó en la parroquia de la medalla Milagrosa, sita en el barrio de la batería J, donde conocería muy de cerca las necesidades del pueblo llano. También fue capellán del Hospital de la Cruz Roja de la misma ciudad.
            Además, daba clases en las escuelas del Ave María, donde también enseñaba la catequesis a los niños de la zona y los domingos solía invitarles a desayunar en la escuela.
            Así que, en 1931, se decidió a abandonar su profesión, dedicándose por entero a la política, dentro del PSOE. Supongo que eso nunca se lo perdonaron sus antiguos colegas de profesión. A lo mejor, si se hubiera decidido por un partido de derechas, lo hubieran asimilado mejor. De todas formas, la suya fue una postura muy valiente en una ciudad tan pequeña y, además, dominada por el estamento militar.
            Es curioso, porque, actualmente, la Iglesia moderna sigue estos caminos y no los de la intolerancia que sostenía en ese momento.
            Se sabe que dio su primer mitin en la plaza de toros de esa ciudad el 21/06/1931, durante la campaña electoral para las Cortes Constituyentes.
            Como aún era joven, militó en las Juventudes Socialistas y en la UGT. Creo recordar que, en esa época, si eras del PSOE era obligatorio ser también de la UGT.
            En junio de 1933 fue elegido, en el primer congreso de la UGT de Melilla, secretario de la misma.
            También participó en la reñida campaña electoral para las Cortes de 1933, dirigiéndose a los asistentes que acudieron a un mitin en el Salón Imperial.
            Más tarde se fue radicalizando y se unió a la corriente del PSOE capitaneada por Largo Caballero, algo que no pasaría desapercibido por la derecha melillense, ni por la Iglesia, claro.
            En 1935 participó en un ho
menaje al fundador del PSOE y la UGT (apodado el abuelo), Pablo Iglesias, en el décimo aniversario de su muerte. En este mitin participaron otros conocidos líderes del PSOE de Melilla.
            En un mitin en el cine Goya, celebrado en enero del 36, al que asistieron tanto las Juventudes Socialistas como las  Comunistas, se mostró partidario de la unión de
las izquierdas. Incluso invitó a que las centrales UGT y CNT se unieran en un solo sindicato. Propugnaba la creación de una república de tipo socialista en toda la Península Ibérica.
            En marzo del 36 participó en un mitin en Málaga, representando a los socialistas de su ciudad, donde volvió a pedir la unión de toda la izquierda contra el amenazante fascismo.
            Más tarde, fue elegido compromisario para las elecciones a la presidencia de la II República. Lo cual fue normal, porque era el único candidato. Hay que explicar que el sistema de elección de los presidentes de la II República era parecido al que existe actualmente en los USA.
            El 01/06/1936 dio otro de sus mítines en Melilla, organizado por la Unión de Estudiantes Antifascistas de esa ciudad, donde pidió al Gobierno del Frente Popular la mejora de las condiciones de vida de los obreros.
            En sus intervenciones solían mencionar que, si volviera Jesucristo, se hallaría con toda seguridad entre los pobres de la Tierra. Además, decía que no se podía permitir que las derechas se escuden en el nombre de Cristo para mantener sojuzgado al pueb
lo. Así que podemos ver que, aunque rompió totalmente con la Iglesia católica no lo hizo con sus creencias cristianas.
            Como todo el mundo sabe a estas alturas, el golpe que dio lugar a la Guerra Civil se inició el 17 de julio de 1936 en Melilla. Así que a los golpistas les fue muy fácil detener a la gente de izquierdas de esa población y, entre ellos, a nuestro personaje.
            Se dicen muchas cosas acerca de lo que ocurrió después. Unos mencionan que fue encerrado en una jaula y expuesto en un parque público a las burlas de sus oponentes políticos.
            Otros dicen que fue llevado a la alcazaba de Zeluán, donde se le infligieron todo tipo de torturas, como latigazos, arrancarle uñas y dientes, etc. Incluso, algunos afirman que fue quemado vivo, pero lo ha desmentido su familia.
            Al final, fue asesinado en la madrugada del día 8 de octubre de 1936 y no se sabe dónde fue enterrado. Unas horas antes pudieron visitarle su mujer, Isabel Martínez, y su pequeña hija. También fue asistido por un capuchino, fray Pedro María de Málaga.
            Parece ser que su mujer, en un principio, también fue detenida, pero luego la dejaron libre. Se quedó viuda con una niña de 2 años y embarazada de otra.

6 comentarios:

  1. Se me han puesto los pelos de punta. Mi abuelo nació en 1900 y murió también en 1936, pero un mes antes. No era cura, pero dio la cara por unas monjas cuando empezaron las persecuciones contra los religiosos. Cuántas historias como las de Diego Jaén y mi abuelo se hubieran evitado si no fuera por los fanatismos y los egoísmos personales.

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que hubo intolerancia por ambas partes, sin embargo, los Gobiernos de la II República, en lugar de poner paz, fomentaron aún más esa intransigencia.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. A los curas que auxiliaron a los gudaris vascos los cazaron como a moscas y los encerraron, con Besteiro, en la cárcel de Carmona. Sin embargo, en este caso, además, el antiguo sacerdote se había pasado al Frente Popular y eso le pareció intolerable a la gente de la derecha.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Escrito por el conocido y fallecido escritor José Luis de Vilallonga:
    "Querida Charmion: ayer recordaba yo por teléfono con un amigo de mi edad, compañero durante el ataque al "cinturón de hierro" que defendía Bilbao, que nuestro coronel, don Joaquín Gual de Torella -un mallorquín de buena cuna amigo de mi familia de toda la vida-, había dado la orden de no capturar vivo a ningún cura vasco cogido con las armas en la mano. "

    "La orden de cargarse sin más a los curas vascos que cayeran en nuestras manos la dio el coronel al salir del opíparo desayuno que nos ofrecía todos los domingos después de la misa. A algunos de los jóvenes oficiales que estábamos bajo el mando de Gual de Torella aquella orden nos pareció exagerada porque dejaba claro que bastaba ser vasco, cura y combatiente para merecer la muerte. La orden del coronel se cumplió a rajatabla aunque algunos de nosotros, más cristianos que católicos, dejamos escapar a algunos curas aun a sabiendas de que nos jugábamos nuestras propias vidas. "

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Diego Jaen Botella era mi abuelo . Soy la hija mayor de Consuelo la nina de 2 anos qui fue detenida con su madre Isabel Martinez Jaen . No he concido a mi abuelo pero mi abuela Isabel siempre nos hablaba de el.
    Hoy una parte de la familia sigue viviendo en melilla , otra parte esta en Francia

    gracias por este papel

    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias a Vd. por su comentario.

      Para mí, ha sido todo un placer escribir un artículo sobre su abuelo, porque me parece que fue un gran hombre. Algo que no se puede decir de los políticos actuales.

      Muchas gracias de nuevo y saludos.

      Eliminar